La crisis sanitaria del Covid-19 sufrida a nivel mundial está marcando y marcará un antes y un después en la sociedad. Uno de los factores más importantes será el impacto económico que ésta va a tener en los países. A pesar de esto, debemos observar una clara tendencia de cambio en la psicología y mentalidad de los consumidores, unas personas que llevan más de 50 días encerradas en sus casas. Que han tenido que cambiar sus hábitos de consumo, han dejado de consumir ocio el fin de semana y que, con una alta probabilidad, les da igual el día de la semana en el que están. Conoce cómo será el consumidor en la era post Covid-19.

CONSUMIDOR MÁS LIMPIO Y CAUTO

En el sector de la restauración y la alimentación es uno de los puntos principales donde la mentalidad del consumidor más va a cambiar sus hábitos. Vamos a encontrarnos unos cambios de tendencia hacia un consumidor que prime la seguridad e higiene en su consumo. La exigencia hacia los procesos de tratado de los alimentos, la no-masificación de gente en bares y restaurantes y la desinfección de estos va a ser muy alta.

Observaremos un consumidor que de verdad va a necesitar que se cumplan todas estas pautas para desplazarse a un sitio para tener ocio. Un comprador donde su toma de decisión anteriormente el impulso era un factor importante, ahora vamos a observar como ese consumidor va a analizar todos los aspectos antes de realizar su compra o disfrutar de un bar o restaurante.

Por lo tanto, esta exigencia unida a la digitalización de los procesos de compra por parte de los usuarios nos va a ofrecer un crecimiento en la tendencia del delivery. Debido a que la seguridad, la higiene y el disfrute a medio/largo plazo en bares y restaurantes no sabemos con certeza cómo va a poder ser, la opción delivery tomará un gran protagonismo en el consumo por parte de los usuarios.

Pero no todas estas exigencias se quedan aquí. A partir de ahora, vamos a ver un consumidor más cauto con sus gastos, un usuario que analice muy bien sus compras y el dinero que va a invertir en ellas. La economía sufrirá una crisis global y hará que los consumidores deban adaptar sus presupuestos y que su proceso de compra se vuelva más racional y apueste por marcas que le devuelvan esa razón de consumo.

CONSUMIDOR MÁS SOSTENIBLE

El último rasgo que nos vamos a encontrar en ese nuevo consumidor va a ser la preocupación por la sostenibilidad del planeta y de su entorno. La pandemia del Covid-19 ha dado un respiro al planeta, hemos visto como los niveles de contaminación mundial y de los grandes núcleos se ha reducido en torno a un 80%. Aires y océanos más limpios, naturaleza no tan castigada por la contaminación. En definitiva, un parón en el tiempo de más de 50 días que nos está haciendo reflexionar.

El consumidor ya es consciente que somos los humanos los que estamos destrozando el planeta día a día, por lo que su exigencia con las marcas y sus hábitos diarios va a ser máxima a partir de ahora. Un consumidor que va a exigir el uso de menos plásticos, el uso de productos de proximidad, el uso de procesos de producción verdes y limpios con el planeta y, por último, la exigencia de que la marca de verdad cumpla con todo lo que dice. Es por esto, que tenemos que ver, desde Yecla33, esta situación como una oportunidad para llegar, cada día, a más de vosotros. Con nuestro “take away” y “delivery” y también con la calidad de nuestros productos “de la terreta”.

En conclusión, nos vamos a encontrar un consumidor totalmente cambiado. Se acabó la era del consumismo desmedido, de las compras irracionales y de la no preocupación por los procesos y la actividad de las marcas. Así es cómo será el consumidor en la era post Covid-19. Entramos en un nuevo paradigma, un consumidor que ha tenido que cambiar sus hábitos de consumo por obligación y que su exigencia en la búsqueda de un planeta y una sociedad más limpia y segura va a ser máxima.